Cólicos del lactante

Los cólicos del lactante ("coliquillos") definidos como el espasmo o contracción dolorosa del intestino afectan aproximadamente al 40% de los recién nacidos y suelen remitir espontáneamente al cuarto mes de vida. El cólico es un síntoma no es ninguna enfermedad.

Suelen aparecer entre los quince días y los tres meses de vida aproximadamente aunque también se han tratado bebés de pocos días y algunos con más de un año.

Se tratan a través de un método manual llamado Método Rubio en dos sesiones, una primera elastificando la zona más externa y la segunda sobre la zona profunda. En casos de mayor complicación, el tratamiento se completa con una tercera sesión.

Las sesiones tienen una duración aproximada de entre 30 y 45 minutos cada una, debiendo realizarse siempre con el bebé relajado, obteniendo un resultado de mejoría o desaparición del síntoma superior al 90 por ciento de los casos.

Este técnica también mejora todas las funciones relacionadas con la alimentación, asimilación y eliminación de residuos en el bebé, consiguiendo además un aumento en su bienestar general al mejorar el tiempo de sueño y el descanso.

Cólicos del lactante Volver